Arturo Michelena

 

Francisco-de-Miranda-e1388879094563-540x371

Qué venezolano no ha visto este cuadro en algún momento de su vida, ya sea en algún libro escolar, en internet o en Caracas en la Galería de Arte Nacional. Pintado con motivo de cumplirse 80 años de la muerte de Francisco de Miranda por Arturo Michelena el cuadro Miranda en La Carraca nos muestra los últimos días de la vida de este prócer venezolano lejos de su patria natal y privado de su libertad.

Michelena nace en Valencia, Venezuela, el 16 de junio de 1863 y sólo vivió 35 años. Así como con Mozart, quien también vivió 35 años, nos preguntamos de que otras obras hubiera disfrutado la humanidad de haber vivido más años.

La presentación del cuadro se hizo el 18 de julio de 1896 en el Teatro Municipal de Caracas en un acto donde el presidente de aquel entonces, Joaquín Crespo, entregó una medalla a Michelena por haber sido ganador de varios premios en Francia poniendo el nombre de Venezuela en alto. En esa época el cuadro fué adquirido por la Nación por la cantidad de 40.000 Bolívares, cantidad muy diferente a los 266.500 dólares pagó un coleccionista en 2004 por el lienzo El niño enfermo en una subasta realizada por Sotheby’s. Italia De León lo relata en los siguientes párrafos:

Quienes visitaron una y otra vez la Galería de Arte Nacional admiraron, sin duda -y más de una vez- a El niño enfermo. La imponente pieza del pintor carabobeño Arturo Michelena (1863-1898), obtuvo en 1886 la Mención Honorífica en el Salón de Artistas Franceses, lo cual fue un acontecimiento de gran importancia. “Michelena pintó el cuadro a los 23 años, y se presentó en el Salón de Artistas Franceses para competir con 3.000 obras procedentes de todo el planeta, cuando ni siquiera hablaba bien el francés”, dice Francisco Da Antonio, director de la Galería de Arte Nacional y experto en Michelena: “Era un perfecto desconocido que procedía de un país que no constituía ninguna referencia en la materia. Imaginen lo que significó ganar este premio, que además fue entregado por el más brillante pintor del momento, Adolphe William Bouguereau”.

El tema abordado en El niño enfermo era común en la época, momento en que aspectos como la asistencia médica y la caridad pública estimulaban la sensibilidad de la gente. Este tipo de trabajo representaba, salvando las distancias, al folletín de hoy, a la telenovela de nuestros tiempos. Un aspecto anecdótico ilustra bien la personalidad del artista: “Como sus escasos recursos pecuniarios no le permiten darse el lujo de pagar una modelo perfecta, ha de contentarse con una a quien le falta un ojo para posar la figura de la madre de El niño enfermo, lo que le obliga a colocarla de perfil. El artista, para consolarse, decía que posaba a la perfección” (Rohl, Juan. Arturo Michelena, Su vida y su obra). Carlota Corday, Miranda en la Carraca y esta pieza, son los cuadros más importantes de Michelena. Carlota Corday ganó la Medalla de Primera Clase en la Gran Exposición Universal de París en 1889; Miranda…. no recibió reconocimiento alguno, sin embargo, se convirtió en su lienzo más popular.

 

Sobre la vida de Michelena, Carmen Victoria Méndez escribe:

 

De acuerdo con el libro Arturo Michelena, publicado en la Colección Arte Venezolano, el valenciano mostró un talento excepcional para el dibujo desde la niñez. A temprana edad había hecho un autorretrato, paisajes y escenas religiosas y costumbristas. El autor Néstor Balza destaca sus habilidades para la composición y su dedicado trazo. “Para esta época hace retratos de enfermos mentales y personajes de su ciudad natal, con la técnica del temple”. De adolescente, realizaba trabajos por encargo. Junto con su padre creó una Escuela de Dibujo y Pintura en Valencia. Le gustaban los temas históricos y en 1883, a la edad de 20 años, presentó su primera pieza ante Guzmán Blanco, una obra titulada Alegoría de la república, con la cual aspiraba a obtener una pensión de estudios. Ese primer intento fue en vano, pero dos años después llegó a París junto con Martín Tovar y Tovar.

A los 26 años de edad regresó a Caracas, se casó con Lastenia y montó su taller en La Pastora. Además de sus lienzos, Michelena desarrolló una importante obra mural para el Palacio de Miraflores en 1897, un año después de que le encomendaran la célebre Miranda en La Carraca, que según el historiador Roldán Esteva-Grillet es la imagen del arte venezolano más reproducida en libros y revistas. El creador falleció el 19 de julio de 1898. En 1948, sus restos fueron trasladados al Panteón Nacional.

 

 

Fuentes | El Universal | El Nacional.com | DUPLÁ, Francisco javier. “ARTURO MICHELENA”, pp. 80 – 81. Biblioteca Biográfica Venezolana, Volumen 57, Editora El Nacional. Caracas, 2007.

 

Anuncios

Publicado por

Isabel Camacho

Violinista profesional | Promuevo la obra del pintor venezolano Gregorio Camacho | Asistente de producción en skynotestudio.com

2 comentarios sobre “Arturo Michelena”

  1. En la entrada del Instituto Pedagógico de Miranda hay una reproducción de ese cuadro. Considero que es un verdadero clásico, al punto que las dos producciones cinematográficas basadas en la vida de Miranda hacen referencia al cuadro de Michelena.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s