Cómo limpiar el violín

Basándome en un artículo de Jesus Fernandez de la web Deviolines.com pongo una lista de los pasos para mantener limpio el violín. La limpieza del violín no sólo afecta la parte estética, mientras más limpio mejor sonará nuestro instrumento y es por eso que hay que prestar atención a este aspecto.

TODOS LOS DÍAS

Lavarse las manos antes de tocar: un luthier me dijo que este consejo era esencial. Muchos problemas con el barniz pueden evitarse si te lavas las manos antes de tocar.

Limpiar con un paño: cada vez que tocamos la resina o perrubia cae sobre el violín y el arco convertida en polvo por lo que es necesario limpiarla cada vez que se termine de tocar. Mi recomendación es usar los paños de microfibras Scotch Brite. Son ideales ya que no botan ningún tipo de pelusa que se le pueda quedar pegada al barniz del violín y cuando están muy sucios se pueden lavar y quedan como nuevos otra vez. Tengo años usándolos y funciona muy bien. Se pasa el paño por el violín quitando el exceso de resina o perrubia de la caja y por la baqueta del arco de manera que no se acumule y se haga una capa que luego será más difícil de quitar.

UNA VEZ AL AÑO

Usar un limpiador: a pesar de que limpiemos el violín a diario la resina o perrubia se acumula en la tapa del violín y cada cierto tiempo hay que limpiarla con un limpiador especial para violines. Yo lo hago una vez al año pero puede ser más frecuentemente.

El limpiador adecuado depende del barniz del violín. Esto es de suma importancia ya que no todos los tipos de barniz son iguales y por lo tanto no funcionan todos los tipos de limpiadores. Si no estás seguro de que tipo de limpiador usar pregunta a tu luthier. De todas maneras al usar un limpiador por primera vez haz una prueba debajo de la barbada o mentonera, en un lugar que sea poco visible ya que si el limpiador no es el correcto y daña el barniz al menos estará en una zona que no se nota mucho.

Limpiar el diapasón: Puedes hacer una limpieza especial del diapasón frotándolo con un paño ligeramente humedecido en alcohol. Para evitar que el alcohol dañe el barniz coloca sobre el violín otro paño seco que lo cubra de cualquier salpicadura. Otra parte del violín a limpiar con un paño con alcohol es la barbada o mentonera ya que siempre está en contacto con nuestra piel.

Limpiar el violín por dentro: Con el transcurso de los años, el polvo y la suciedad se cuelan inevitablemente dentro del violín. Para sacarlos, introduce medio puñado de arroz seco y crudo y agítalo cuidadosamente hacia delante y hacia atrás. Pon el violín hacia abajo y muévelo para que salga el arroz el cual sacará también el polvo que pueda haber dentro del violín. Yo utilizo un pliego de papel periódico para recoger el arroz más fácilmente. Al voltear el violín echar el arroz sobre el pliego de papel y de esta manera será más fácil recoger el arroz para botarlo en lugar de que esté regado por todos lados.

Esta es la rutina de limpieza que hago con mi violín. Si tienes alguna otra idea compártela en los comentarios.

Fuente | DeViolines.com

Anuncios

Publicado por

Isabel Camacho

Violinista profesional - Promuevo la obra del pintor venezolano Gregorio Camacho - Asistente de producción en skynotestudio.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s