Importancia de las clases teóricas en el aprendizaje del violín

Existe un tema importante que todo padre debería conocer antes de poner a su hijo a estudiar violín: lo referente a las clases teóricas. Expondré lo que, desde mi punto de vista, es la forma más idónea de comenzar los estudios musicales que consiste en aprender a leer música antes de comenzar con el violín.

Ejecutar un instrumento musical de forma correcta, en este caso el violín, tiene la dificultad de aprender bien la técnica del instrumento: la forma correcta de tomar el violín y el arco, colocar los dedos de la mano izquierda en el lugar correcto y que suene afinado y pasar el arco por la cuerda adecuada son algunas de las dificultades básicas que enfrentan los principiantes.

Semana a semana el profesor va cambiando la lección con lo que se va aumentado la dificultad de las piezas y el alumno debe enfrentarse a nuevas dificultades. Tratar de aprender a sacar sonido del violín a la vez que se intenta aprender una nueva lección musical (por sencilla que sea) es una tarea difícil.  Es por eso que es necesario tener una ayuda externa que en este caso son las partituras.

Saber leer música permite al alumno concentrarse en el aspecto técnico del violín y eventualmente progresar más rápido. Dicho con otras palabras, aprender a leer música antes que tocar violín sería lo equivalente a aprender un idioma nuevo antes de hacer un viaje al extranjero: hará mucho más fácil y agradable la experiencia. Es por eso que, personalmente, recomiendo que los niños reciban primero algunas clases de teoría musical y solfeo antes de comenzar el estudio del violín.

Algunos padres sólo quieren que su hijo practique el violín, sin ánimo de que llegue a ser un concertista profesional, y por eso no recurren a las clases de los conservatorios (más formales) sino que optan por clases particulares con un profesor de violín. En este caso el profesor de violín puede enseñar en la misma clase de violín la teoría musical y la ejecución del instrumento (que es lo que ocurre en la mayoría de las clases particulares). Por lo general las clases de violín son de una hora y una vez por semana; y en estos casos el profesor debe tomar tiempo de la hora de violín para la teoría por lo que se avanza más lentamente.

Sólo unas semanas dedicadas al aprendizaje de la teoría de la música pueden acelerar el aprendizaje del violín. Otra opción, que funciona bastante bien, es tomar una clase de una hora y media donde 30 minutos se le dediquen a la teoría de la música y la hora restante al violín.

En este artículo quise compartir parte de mi experiencia como profesora de violín pero me gustaría saber que piensas al respecto en los comentarios.

Anuncios

Publicado por

Isabel Camacho

Violinista profesional - Promuevo la obra del pintor venezolano Gregorio Camacho - Asistente de producción en skynotestudio.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s